Edición cíclica como proceso tradicional de publicación

El cuidado sobre el texto, el tipo de formato y las técnicas aplicadas para la producción de un libro han variado durante siglos. Sin embargo, la concepción metodológica ha permanecido casi invariable. Con la publicación digital es posible dilucidarla no como el proceso, sino como un método para la publicación de una obra que tal vez ya no es el más pertinente para las necesidades actuales…

Esquema de la metdología de edición cíclica como extensión de la edición tradicional.
Esquema de la metdología de edición cíclica como extensión de la edición tradicional.

Recursos

  1. «Edición cíclica y edición ramificada: de la antesala a la “revolución” digital (1/3)».

Edición «tradicional»

La edición «tradicional» ha empleado métodos análogos para la producción de obras la cual tiene las siguientes características:

  1. Sin importar la técnica empleada tiene ciertos procesos comunes.

  2. La reversibilidad es una cuestión problemática.

  3. A pesar de su antigüedad, pervive una concepción metodológica en común.

Procesos comunes

Desde los amanuenses hasta la imprenta la producción de una obra se percibe como la consecución paso a paso de estos procesos:

  1. Edición y corrección.

  2. Diseño y maquetación.

  3. Cotejo y revisión.

  4. Impresión.

  5. Distribución.

  6. Comercialización y administración.

En algunos casos unos procesos se dan al unísono u otro son omitidos. Sin embargo, su orden en el proceso de producción se sostiene.

Reversibilidad

Cada uno de estos procesos procede lentamente para evitar la mayor cantidad de errores. ¿Por qué? La producción a través de medios análogos hace muy difícil u oneroso el retorno a procesos previos para la corrección de errores.

La reversibilidad en algunas tecnologías es posible, pero no por ello es menos problemática por la cuestión de tiempos y de costos que puede llegar implicar.

Es en este sentido que en la edición «tradicional» existe poca flexibilidad en la reversibilidad de procesos, haciendo que cada uno siga su propio ritmo o, como sucede en varios casos, se castigue la calidad editorial a favor de una mayor velocidad.

Concepción metodológica

Aunque parezca una perogrullada: los procesos en la edición «tradicional» se conciben como una progresión unilateral hasta la publicación y comercialización de una obra.

¿Qué de malo tiene la unilateralidad en la edición? Ninguna… siempre y cuando el objetivo sea la producción de un solo formato.

Edición «cíclica»

Con la llegada de la edición digital vino también el surgimiento de nuevos formatos, también conocidos como «soportes», para las obras. El multiformato deja de tener un uso minoritario a volverse casi una necesidad en la edición actual.

Reversibilidad revisitada

Uno de los principales ejes que permitió la introducción de la tecnología digital dentro de los procesos editoriales fue la solución de un antiguo problema: la reversibilidad.

Con el uso de software se hizo posible «modernizar» la escritura y la edición al permitir no solo el ahorro considerable de espacio y de papel, sino también al tornar casi de manera imperceptible las peripecias y constantes retornos dentro de la redacción de textos y su posterior publicación.

La reversibilidad se tornó una ventaja: el CTRL + Z ha supuesto un cambio que antes de la «revolución» digital había quedado como una característica deseada.

La reversibilidad se ha introducido a lo largo y ancho de todos los procesos editoriales que no solo está presente en la redacción, la edición o el diseño, sino también en la impresión. La impresión digital, a diferencia del offset, permite la sustitución de páginas específicas de una obra en lugar de una sustitución completa de pliegos o librillos.

Supuesto desdeño al ebook

Así como la edición digital trajo consigo el uso positivo de la reversibilidad, también ocasionó una opinión negativa del formato digital por parte de varios editores que crecieron con formatos y métodos análogos.

Se dice que el ebook tiene al menos una de las siguientes carencias:

Ante esto es posible estar de acuerdo con lo siguiente:

Pero esto también ayuda a visibilizar lo siguiente:

Continuidad metodológica

Al surgir nuevos formatos y al convertirse la publicación multiformato en una prioridad, la primera solución encontrada fue la siguiente:

Lo que se obtiene con esta perspectiva metodológica es una continuidad en los procesos tradicionales de edición: una solución ad hoc basada en la repetición monótona o las soluciones «milagro».

En cada uno de los ciclos se hereda el trabajo realizado en el formato anterior para volver a rediseñarlo, cotejarlo, publicarlo, distribuirlo y comercializarlo. La ventaja es que el editor no tiene necesidad de repensar su trabajo. Pero la desventajas son las siguientes:

Ante estos problemas, algunos editores han buscado la aplicación no controlado de procesos de automatización mediante los conversores, esa clase de software que milagrosamente convierte de un formato final a otro. Sin embargo, la desilusión viene rápidamente cuando se percibe que la prontitud tiene un costo muy alto: la total pérdida de control.

¿Qué solución nos queda? Quizá repensar el modo de producción y buscar un nuevo método…